domingo, 13 de febrero de 2011

DiputadoMozilla Venezuela Cuba e Internet

video
Mientras el Diputado Mozilla ó Morcilla, quien sabe como se llamará, habla pura bolseria sin saber de lo que habla, el cable de fibra óptica sigue navegando via a Cuba, pero no pero mejorar el acceso a Internet al pueblo cubano ya que Internet seguirá limitado. El cable es para que Hugito y Fidel se comuniquen sin que exista posibilidad que otros pacientes participen en la transmisión de la información. Bueno en pocas palabras para que lo que hablen Chávez y Fidel quede en secreto y nadie sepa de que hablaron. Todo ese gasto para esa bolsería. Mientras derrochan el dinero venezolano en eso, el SENIAT recuerda que hay que pagar el ISLR y una propaganda del gobierno exige solidaridad incondicional.

La fibra óptica llega a Cuba desde Venezuela, pero Internet seguirá limitado

LA HABANA — Un cable de fibra óptica llegará el martes a Cuba desde Venezuela para multiplicar por 3.000 su capacidad en Internet, pero el acceso de los cubanos a la Red seguirá limitado por ahora, mientras que el Gobierno y los opositores arrecian en su 'ciberguerra' ideológica.

Un barco francés arribará a la playa Siboney, en Santiago de Cuba, 870 km al sudeste de La Habana, tras tender desde el pasado 22 de enero 1.600 km de cable submarino desde Camurí, en el norte de Venezuela.

Considerada uno de los proyectos más ambiciosos entre ambos países, aliados incondicionales, el cable permitirá, cuando se active en julio, una conexión de 640 gigabits por segundo, acelerando en 3.000 veces la velocidad de transferencia de datos, para las comunicaciones telefónicas e internet en la isla.

No obstante, el viceministro cubano de Informática, José Luis Perdomo, dijo este lunes que el cable no es una "varita mágica" pues se necesita invertir en infraestructura para abrir en un futuro el acceso indiscriminado de los cubanos a internet.

"No hay ningún obstáculo político", afirmó, al señalar que no obstante aún continuará el uso "social" de la red, reservado a los centros académicos y a profesionales como médicos y periodistas.