sábado, 5 de marzo de 2011

Lina Ron

















http://noticiascandela.blogspot.com/2011/02/lina-ron-si-chavez-pierde-las.html
viernes 4 de febrero de 2011
Lina Ron: Si Chávez pierde las elecciones habrá plomo
En respuesta a la pregunta sobre “¿Qué haría si Chávez pierde las elecciones?, Lina Ron respondió: “Combate, plomo.” Es parte de una entrevista que aparece publicada este viernes en el semanario Quinto Día, y realizada por la periodista Sebastiana Barráez.
Justifica Ron su respuesta porque “si perdemos las elecciones (…) habría tortura, allanamientos, muertes, persecuciones, revueltas populares en todos lados que no las van a poder reprimir con policías porque este país es mayoritariamente chavista. No existe posibilidad alguna de que Chávez pierda las elecciones a menos que nos hagan trampa.”
Cuando Barraéz le pregunta sorprendida “¿Trampa? Si las instituciones están controladas por el chavismo”, Ron ripostó: “(…) No digo que Tibisay Lucena o Luisa Estela Morales o Luisa Ortega Díaz, pero ellas no pueden revisar resquicio a resquicio del CNE, del TSJ o de la Fiscalía. Desde allí, nos pueden montar la cuestión, acompañados de diputados de la Asamblea Nacional que puedan saltar la talaquera.”

Considera que puede “decir mil nombres” relacionados con la corrupción dentro del PSUV, pero agrega: “tengo una ley de vida, ‘yo delatora y sapa, jamás”.

Cuando la periodista de Quinto Día le pregunta por el llamado al diálogo que hizo el presidente Hugo Chávez durante la presentación de su Memoria y Cuenta 2010, Lina Ron le corrigió: “No. Mi comandante dijo debate, pero hay que poner los puntos claros sobre las íes., él les aclaró que aquí con ellos si respetan, se les respetaba.”

Y continuó: “Soy una humilde combatiente, no soy nadie, soy más leal que un perro (…) pero cuando hay sangre, hay que medir muy bien las cosas.”

Considera Ron que sí existe el chavismo sin Chávez pero que “jamás” se puede considerar a Diosdado Cabello como el líder de ese movimiento. “Diosdado Cabello es el hombre más calumniado de este país, aparte de Lina Ron y por supuesto, de Hugo Chávez. Diosdado es el más leal que tiene Hugo Chávez, el más humilde, el mejor amigo. Quien acusa a Diosdado son quienes están metidos en el chavimos sin Chávez. Quien tiene la suerte de cruzarse con Diosdado se consiguió con el amor de su vida.”

Un tema reiterativo de la dirigente chavista es Globovisión. “Mi gobierno ha sido lerdo y hasta alcahuete con Globovisión, que mientras esté en el aire, vamos a tener problemas.” También rechaza que la justicia en Venezuela sea “discrecional” y toma como ejemplo al canal de la Florida: “A quien deberían aplicarle todo el peso de la Ley y no se la aplican por ejemplo, a Globovisión.”

Pero cuando Barráez le preguntó sobre Venezolana de Televisión (“la caja de resonancia del gobierno”), Ron asiente pero agrega: “Sí, pero yo soy del partido de gobierno y le voy a lo mío.”

Sobre el conductor de La Hojilla, Mario Silva, Ron asegura que antes eran amigos, pero que “de repente cambió y se convirtió en el hombre más soberbio del mundo (…) recuerdo cuando le dijo asesino a Valentín Santana. ¿Quién es él para decir eso? (…) Creíamos que su único trabajo era ser comunicador y después nos dimos cuenta que habíamos creado un moustro.”

La herencia de Lina Ron

Gustavo Coronel

Lunes, 7 de marzo de 2011

La herencia de Lina Ron es una de mediocridad y complejos. Es el legado de quien salió de la montonera para tratar de convertirla en ley

La herencia que nos deja la desaparecida dirigente chavista Lina Ron es una de odio, agresión y deformación ética. Hace un mes “Quinto Día” publicó una entrevista con esta dirigente, llevada a cabo por Sabastiana Barráez, que la pinta de cuerpo entero. No hay manera de engañarnos porque es ella quien habla, aún llena de vida y viendo hacia un futuro que parecía sín límite de tiempo.

Responde a una pregunta sobre corrupción en el régimen diciendo: “podría decir mil nombres, pero tengo una ley de vida: ‘Yo, delatora y sapa ¡Jamás!’. Como acompañante, hermana, fiel combatiente de mi comandante en jefe Hugo Chávez, debería ser él quien respondiera esa pregunta”. Ya en esta respuesta tenemos unas coordenadas bastante precisas sobre la moral de la señora Ron. Según ella la denuncia con nombre y apelidos de corrupción es una “delación”. Y, agrega, “no soy sapa” (Ovario II dice: pero se parecía mucho a una sapa). Al decir esto, al negarse a dar nombres, está admitiendo ser parte integrante, cómplice, de ese inmenso sancocho de malandros y podredumbre en el cual se convirtió la mál llamada revolución “bolivariana”. Pero hay más, Lina Ron dice que debe ser su jefe y hermano, Hugo Chávez, quien responda a esa pregunta. Sabe que el jefe de la pandilla, el malandro mayor, nunca va a denunciar a ninguno de sus secuaces de corrupción.

Sin dudas, Lina Ron fue una cómplice activa de la pudrición moral imperante en la revolución chavista.

Luego dice Lina Ron que “todos los diputados opositores de la Asamblea Nacional son de derecha”, como si ello fuera un estigma. Esa pobre mujer no supo nunca que hablar hoy en día de izquierdas y derechas es mostrar estupidez. Chávez es de ultraderecha en muchos aspectos mientras Oswaldo Alvarez Paz es claramente de izquierda en otros. Lo que existe realmente en cualquier país es liderazgo honesto y liderazgo deshonesto, ladrones y gente decente, abusadores y gente amante de las leyes. ¿O es que alguien todavía piensa que Mugabe, Kim IL Sung, Castro, Chávez, Obiang, Gaddafi y Kirchner son de izquierda, en el sentido de ser “buenos”? No. Ellos son o fueron malandros, bajo todos los índices existentes de la definición entre lo que es digno y lo que es indigno. Y quien lo dude solo tiene que ver las estadísticas sociales y económicas en los países que hn manejado, para darse cuenta de que esta pandilla de malhechores ha destruído naciones enteras, convirtiendo sus sociedades en legiones de limosneros y esclavos.

Termina diciendo Lina Ron que si “Chávez llegase a perder [las elecciones de 2012] habría “combate, plomo. Si perdemos las elecciones, que no las vamos a perder, habría torturas, persecuciones, revueltas populares en todos lados”, y a esto agregó: “no vamos a perder, porque si perdemos lo que viene es una guerra civil. La ultraderecha nos odia a muerte”. (Ovario II dice: Oye, si con sólo desearlo se puediese fulminar a tanto bicho horrible que pisa nuestra tierra…)

Esta señora, al decir esto, mostró desconocer lo más elemental del juego democrático (a pesar de que decía representarlo). Afirma que si “perdemos, hay plomo”. Ni más ni menos. Si perdemos, dice, le damos un palo a la lámpara, si perdemos hay muerte, si perdemos vamos a arrebatar.

La herencia de Lina Ron es una de mediocridad y complejos. Es el legado de quien salió de la montonera para tratar de convertirla en ley. Yo espero que nuestros niños del futuro lean a Gallegos, a Picón Salas, a Uslar Pietri y Briceño Iragorry y no pierdan su tiempo con los videos llenos de odio de la Sra. Ron, parte de una Venezuela de pesadilla que seguramente irá a parar al basurero de la historia.

(Ovario II dice: Felicidades Venezuela. Una enferma menos con quien lidiar y un verdugo menos matando y torturando a nuestra gente. La justicia divina tarde o temprano llega.)

gustavocoronelg@hotmail.com

Notas relacionadas:

- Piedad Córdoba: Yo también soy brava como Lina Ron