miércoles, 17 de marzo de 2010

Alma Mater quieren matarte con Flechas de Oscuridad

Encapuchados incendian parte del rectorado de la UCV


El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas fue autorizado a ingresar a la universidad para hacer su trabajo y dar con los responsables


Anterior
Siguiente
Un camión cisterna fue colocado en uno de los accesos para atacar directamente el fuego (Eduardo Fuentes)

Después de las 9:30 de la noche de este martes, un grupo de 15 encapuchados llegaron al edificio del rectorado de la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde hicieron varias detonaciones con armas de fuego y obligaron a los vigilantes a entregar las llaves para subir hasta el piso 1 y provocar posteriormente un incendio.

Aunque las autoridades universitarias no tienen aún cuantificados los daños, se pudo conocer que las llamas consumieron parte de la Secretaría General y de la oficina del Rectorado.

La rectora de la UCV Cecilia García Arocha hizo un llamado al presidente de la República y al ministro de Interior y Justicia para que asuman su responsabilidad de defender a todas y todos los venezolanos.

"Lo ocurrido esta noche no es violencia. No es discrepancia. Es terrorismo. Nosotros somos académicos. No puede ser que la universidad desde hace año y medio esté sometida, día tras día, a situaciones de este tipo".

Recalcó que quieren defender la cultura de paz, pero no pueden evitar que estos hechos ocurran. "Como me dicen los vigilantes: ¿Cómo hacemos cuando ingresa una persona armada, nos despoja de nuestras llaves, incendia el edificio y se va? Nosotros somos académicos".

Informó que el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas está autorizado a ingresar a la universidad para hacer las investigaciones, por lo que aspiran a que encuentren a los culpables.

Aseguró que si las rejas de seguridad hubiesen sido colocadas, estos hechos violentos se hubiesen evitado.

Señaló que van a acudir a la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura (UNESCO) a defender el Patrimonio Cultural de la Humanidad e irán a instancias internacionales a defender los derechos humanos de los trabajadores.

Elkis Bejarano
EL UNIVERSAL