viernes, 5 de junio de 2009

Alma Mater, BALDO ALESI, MIGUEL ALFONZO Y RICARDO MOLINA quieren matarte con flechas de oscuridad

Existen en Venezuela dos formas de ver la vida, la primera la de los ¿Prof? Alesi Alfonzo y Molina quienes ¿por convicción? ó por temor ó por comodidad prefieren plegarse a este Régimen que utiliza a los Pobres como excusa para malbaratar los mayores recursos provenientes de la Explotación Petrolera de toda la historia de Venezuela, ha creado con corrupción una nueva élite económica, y criminaliza y persigue a todo aquel que le haga oposición. Entregar la Universidad es más fácil que defenderla.
La otra forma de ver la vida es apegada a los principios y valores que caracterizan a las sociedades civilizadas, y es el que defiende el Profesor Victor Marquez Corao.
Por eso publicamos la respuesta de este último a los que busca el camino fácil, ENTREGAR LA UNIVERSIDAD A LA PENUMBRA, ENTREGAR LA UNIVERSIDAD A LA IGNORANCIA, ENTREGAR LA UNIVERSIDAD A LA OSCURIDAD. Como dice el Cantor del Pueblo:

Alma Mater
quieren matarte
con flechas de oscuridad (bis)

De nosotros depende
que un silencio oscuro
recubra tus libros
De nosotros depende
que se mueran los niños
en los vientres sin parto
pero te salvaremos
a pesar de tus enemigos
los de afuera y los de adentro
pero te salvarás

RESPUESTA A LOS PROFESORES

BALDO ALESI, MIGUEL ALFONZO Y RICARDO MOLINA

“Nacieron, repito, como instituciones para difundir luz con el signo de la Universalidad; con apertura y tolerancia a todas las formas del pensar, como modelos de convivencia civilizada; con la obstinada tarea de buscar la verdad, esa insondable aletheia, ese eterno espejismo que incansablemente perseguimos. Nuestra Universidad Central republicana nació también con el sueño de ser una institución para difundir las luces de la virtud, la sabiduría, las artes y las ciencias. Así la concibió el Libertador en su decreto de 1827 y también su primer Rector republicano el Dr. José Vargas. Y de esa línea no se ha separado ni un momento.” (Blas Bruni Celli)

Hoy ustedes pretenden regresarla a las sombras, al mundo de las cavernas. Convertirla en instrumento dócil del gobierno nacional, en reproductora de la ideología que el nuevo estado y su clase dominante, la boliburguesia, segrega para afianzarse en el poder. No soportan una institución formadora de ciudadanos libre pensadores y pretenden convertirla en centros de formación política al servicio de la casta militar que hoy dirige a la nación.

Tienen la osadía de acusar al Consejo Universitario de tener una intencionalidad política, “de responder a un plan de acción acordado por los factores de la derecha del país … para el calentamiento de la calle”, sirviendo de eco a la voz del amo.

Calentamiento ocurrido, eso si, en los espacios universitarios mientras una marcha pacífica, convocada por la APUCV, respaldada por la FCU, APUFAT y el Consejo Universitario, se desarrollaba con toda normalidad. Nos preguntaron, en este mismo Consejo, sobre la existencia de un plan B. Le demostramos que no existía. Lo que no nos dijeron era el show que tenían montado en la planta baja del Ministerio.

Hemos de suponer que están satisfechos y conformes con el presupuesto universitario, a cuya institución acusan de tener dinero sobrante. También con los niveles salariales que se le cancela al personal docente. No conocemos una comunicación de ustedes, defensores del proceso, exigiendo un justo salario para nuestros agremiados.

En abierta violación de la verdad colocan en boca del Ministro del Interior algo que nunca dijo: “que el orden interno de la Ciudad Universitaria corresponde garantizarla a las Autoridades Universitarias” y nos acusan de haber tergiversado la opinión del mismo.

Les transcribo textualmente lo afirmado por este, no para convencerlos de su supuesta equivocación, sino para que quede grabado en este cuerpo, para la historia universitaria, el triste papel que hoy desempeñan cono enemigos internos de la universidad. Esto fue lo que realmente dijo: “Queremos responsabilizar a la Rectora de la UCV y al Equipo Rectoral de los hechos que se han suscitado dentro del recinto universitario y los que puedan ocurrir dado que persiste un grupo de estudiantes instigando a la violencia, generando hechos que no dudamos en calificar de hechos delictivos, vandálicos”.

En otras palabras, el Ministro culpabiliza (sinónimo de responsabilizar) a la Rectora y al Equipo Rectoral de los hechos delictivos y vandálicos protagonizados por un grupo de estudiantes los cuales, según entrevista en VTV, provenían de los marchistas.

Me permito responderle citando fragmentos de dos artículos de opinión de un ex Rector de la UCV.

“Nunca, que yo recuerde, se habían producido hechos violentos en la UCV, protagonizados por estudiantes ucevistas, que tuvieran como blanco la destrucción de sus instalaciones y bienes, como ocurrió la semana pasada, horas antes de la marcha universitaria” (Luis Fuenmayor Toro. La violencia en la UCV)

“Las revoluciones, lamentablemente, tienen sus violentos, además de sus cínicos y mentirosos, todos ellos producto de las inmensas contradicciones y distorsiones del sistema decadente, que pareciera clamar por su reemplazo, incluso no habiendo madurado para ello” (Luis Fuenmayor Toro: Los violentos)).

“Es difícil, en estos casos, señalar los responsables con total seguridad, sobre todo cuando se esconden cobardemente detrás de capuchas y declaraciones mentirosas, pero los hechos y sus antecedentes apuntan a que se trata de grupos violentos de ultraizquierda simpatizantes con el Gobierno Nacional.

Acusar a la UCV de autodestruirse y de disparar en el momento de salida de una marcha organizada por sus autoridades, la cual se quería exitosa, es igual a haber acusado al gobierno de ser el autor de la realización de las guarimbas previas y posteriores al golpe de Estado de abril de 2002. Detrás de estas manifestaciones terroristas no creo que esté el Gobierno Nacional, pero estoy seguro que algunos funcionarios gubernamentales sí lo están, tal y como ocurrió con la toma del local del Consejo Universitario ucevista hace ya varios años, donde la entonces Vicepresidente estuvo muy involucrada. Estos hechos conspiran contra el Gobierno, por lo que encubrirlos y permitirlos es labor contrarrevolucionaria” (Luis Fuenmayor Toro: Los violentos)

Parafraseando al Presidente al referirse a la Rectora les digo: Yo no se como unos señores tan irresponsables y embusteros pueden formar parte del Consejo Universitario.

Victor Marquez Corao

Representante Profesoral Principal

ante el Consejo Universitario