lunes, 8 de junio de 2009

Sindicatos socialistas ó Sindicatos masoquistas

Este artículo es muy bueno porque aclara el concepto de Sindicato Patronal Socialista, perdón Sindicato patronal MASOQUISTA.
http://www.eluniversal.com/2009/05/06/opi_art_masoquismo-laboral_1365587.shtml
Elides J. Rojas L. // Masoquismo Laboral

No cobran, trabajan gratis, les bajan el sueldo, los desmejoran, pero aman a mi comandante
Si algo tienen los chavistas que los diferencia de cualquier otro mortal es esa penosa incondicionalidad a prueba de hambre, mentiras y manipulaciones. Una gran ventaja para el militar jefe de gobierno. Chávez los puede castigar, los puede poner a cargar piedras, a barrer las calles gratis y lo agradecen. Chávez les cierra las empresas, les quita los dólares, regala la plata a cualquier jalamecate que venga en plan de adular, y lo aplauden. Chávez les quita el criterio propio y penaliza al cuestionador y lo celebran.

El Día del Trabajador, en la parte del acto que correspondió a los militares, luego de perpetrada la sádica agresión de las bandas de la PM y de la GN contra la gente que todavía puede expresarse contra este militarismo disfrazado de socialismo, hubo fiesta demagógica. Ofrecimientos de contratos colectivos mil millonarios, nuevas leyes y reformas de leyes que si no tuvieran 10 años entre maletinazos, whisky del bueno y camionetotas, cualquiera podría creerlo. Mientras en la oposición, por esas cosas que impone la democracia, se escucha un discurso más o menos así: Leopoldo López dijo que la marcha pasaría por Catia, pero Antonio Ledezma cree que es mejor ir por la Cota 905, aunque los maracuchos prefieren concentrarse en el puente sobre el lago, Carlos Ocariz vota por arrancar en La Bombilla de Petare y Capriles Radonski insiste en la Pa- namericana. Julio Borges no está de acuerdo con nada y Salas Feo está sacando pasaporte para salir de Valencia.

En el ámbito oficialista la cosa es más sencilla. Hay cultura militar y todo se reduce a un tímido ¿qué dijo mi comandante? Además el jefe es el que paga. Debate socialista y cuartelario.

De allí que no sea extraño escuchar en las plantas de televisión del gobierno frases increíbles y desvergonzadas, de esas que agradan al Sumo Sacerdote, pero que reflejan sin duda el destrozo que el oficialismo ha hecho en la dignidad de la gente. "Vengo de Guayana. Tenemos seis meses sin cobrar, pero somos socialistas y amamos a Chávez". "Si es necesario sacrificar los contratos colectivos por el futuro de la revolución, eso haremos. Usted ordene comandante". "En el metro sabemos la difícil situación que atravesamos por culpa de la quiebra del capitalismo por eso decidimos bajarnos el sueldo". "En el sector petrolero estamos ganados a la idea de sacrificar un aumento de salario este año para darle un respiro a la revolución". "Los pescadores de Cumaná estamos con Chávez".

Trabajadores que no cobran. Trabajadores que se bajan el sueldo. Trabajadores que no quieren aumentos. Pescadores que no pescan. Obreros de la construcción que no construyen. Y, para descocar más a los analistas, todos aman a Chávez. El militar tiene el látigo y la plata, aunque queda menos.

A esto ahora la dicen carisma o liderazgo de masas. Antes le decían dictadura. O masoquismo.

erojas@eluniversal.com