martes, 20 de abril de 2010

Barrio Adentro huye ¿SOLIDARIDAD SOCIALISTA CUBANA?

Dicen que médicos cubanos huyen a través de Colombia

Dos mil galenos habrían abandonado la Misión Barrio Adentro

http://www.eluniversal.com/2010/04/19/pol_art_dicen-que-medicos-cu_1864049.shtml

Los galenos escapan del régimen de Fidel Castro y buscan protección en otros países (Cortesía)

En un trabajo especial, el diario colombiano El Tiempo publicó, este domingo, los testimonios de once médicos cubanos, adscritos a la Misión Barrio Adentro, que huyeron de Venezuela para refugiarse en el vecino país.

En la página web: www.eltiempo.com se lee: "Era sólo un letrero negro, pero él llevaba 16 horas con la vida en vilo, persiguiéndolo. Alcanzó a verlo cuando el sol comenzaba a perderse entre ese difuso pedazo de cielo bajo el cual, según la geografía, termina Paraguaipoa (Venezuela) y comienza territorio guajiro. Era 27 de enero. 'Bienvenido a Colombia', leyó el médico cubano, y comenzó a sentirse 'como un paciente después de convulsionar: ¡tan agotado que no sentía ni la planta de los pies!'"

En la crónica se detalla la difícil cruzada de los cubanos. "Respira con dificultad mientras recuerda. Parece volver el miedo del 25 de enero, cuando dejó el centro de salud de un pueblo venezolano, que se niega a nombrar para que nadie pueda identificar al desertor del régimen castrista....".

Seguidamente se detalla que dos mil galenos han dejado Barrio Adentro. Se estima que el número total de profesionales cubanos en Venezuela son 40 mil, según los desertores, mientras el Gobierno aduce que son 14 mil 480.

"Es con el trabajo de médicos, enfermeras, terapeutas y entrenadores físicos que se paga parte del petróleo al Gobierno chavista", dicen ellos. "Y esa misión, como pasa con otras, se ha convertido desde abril del 2003, cuando llegaron a Barrio Adentro los primeros 53 cubanos, en la nueva ventana para escapar del régimen de la isla, por Colombia", se señala.

Once en el mismo camino

Los cubanos dicen reconocerse en cualquier parte, y entre desconfianzas y tanteos, ese 25 de enero se encontraron siete médicos en el terminal de Maracaibo. Todos huían. "Nos fuimos atrayendo y juntando. Llegamos a ser 11 con otros cinco que nos encontramos en distintos puntos de la travesía". Cinco eran mujeres. A veces iban en bus, a veces en taxi.

Lo que más asustaba era un encuentro repentino con "el Jurídico", un agente de seguridad del Estado cubano con grado de militar. "Él teje una red de informantes dentro de los mismos médicos. Por eso no se habla con nadie de la idea de escapar, ¡ni con la familia! Si lo dices en una llamada, estás interceptado, si lo dices en un correo electrónico, estás infiltrado", relatan alarmados.


Más adelante, explicaron que, previo pago de 10 mil bolívares fuertes, los efectivos de la Guardia Nacional autorizaron el cruce fronterizo, y se aliviaron al leer el letrero "Bienvenidos a Colombia".

Gustavo Méndez
EL UNIVERSAL