domingo, 27 de noviembre de 2011

La caja ROJA de PDVSA Ahora PDVSA es de los CHINOS

¿Ahora Pdvsa es del "pueblo" o es de los chinos?

Chávez ha actuado a favor de China y dolosamente contra Venezuela

imageRotate
MARTA COLOMINA |  EL UNIVERSAL
domingo 27 de noviembre de 2011  12:00 AM
La documentación presentada por el Dip. Miguel Ángel Rodríguez sobre los aberrantes privilegios concedidos por Chávez a la República Popular China en materia petrolera -porque es él quien da las órdenes- corrobora lo que ya había sido anunciado por economistas tan reputados como el Dr. Pedro Palma: el enorme daño infligido a los intereses económicos de Venezuela, cada vez más empobrecida a causa del saqueo del que está siendo víctima. Hasta tal punto es el asalto rojo a las finanzas de nuestra industria petrolera que, con el barril de crudo a más de $100, Pdvsa carece de flujo de caja, se ha endeudado en más de $33 mil millones y día a día se acrecientan sus dificultades para financiar las tareas que le son propias, vale decir, mantener su producción (que está en declive) y pagar sus obligaciones al Fisco.

El punto de cuenta del mismísimo Presidente de Pdvsa de abril de este año dirigido al Presidente de la República comprueba que los inmorales descuentos concedidos a China "constituyen un fuerte impacto financiero para Pdvsa" hasta el extremo de que Ramírez solicita a Chávez el acceso urgente a $1.380 millones depositados en Bandes por el pago del petróleo despachado a ese país, para destinarlos a cubrir "pagos de regalía e impuestos de producción y refinación de los volúmenes de crudo y productos derivados" ¡enviados a China! Es decir, que del bajo monto que paga el país asiático por los 430 mil barriles diarios comprados a Venezuela a $40 el barril, Pdvsa debe pagar al Fisco los costos de regalías, impuestos de extracción y costos de producción y refinación del petróleo enviado a China, que ascienden a "$1.500 millones adicionales, con una proyección de $ 5.874 millones para todo el año 2011". Aunque en ese memorando no aparecen los gastos del flete, expertos indican que también los estaría pagando Pdvsa. Si se calcula entonces un discreto promedio de $90 el barril, el daño patrimonial causado a todos los venezolanos, solo en los primeros meses de 2011, alcanzaría a $18.430 millones. Por si fuera poco Ramírez anunció este miércoles que China operará cuatro nuevos campos petroleros en nuestro país.

Que Chávez ha actuado a favor de China y dolosamente contra Venezuela (¿quién es el apátrida?) se comprueba en que las condiciones financieras y fiscales para Pdvsa empeoraron a partir del 1-1-2010, según se constata en el punto de cuenta de esa fecha en el que "por instrucción del Ejecutivo Nacional, Pdvsa asumió directamente el pago de los Fondos Chinos I y II". Es decir que, por orden de Chávez, "Pdvsa asumió toda la carga financiera por el pago de la deuda de Venezuela con la República Popular de China" (El Universal 11-11-11). El Fondo Chino no es un fondo -como bien dijera Rodríguez- sino "una deuda que viola la Constitución" y que el régimen aspira a que alcance los $116 mil millones en 10 años (actualmente es de $32 mil millones). Tales fondos no están sujetos a control alguno y sí a los desorbitados caprichos de Chávez. Casi el 40% de la producción petrolera (de 2 millones 300 mil barriles y no de más de 3 millones como dice el Gobierno) se va en consumo interno, en los 430 mil barriles enviados a China con descuentos, los que se envían a Cuba y no paga y las cuentas tampoco pagadas de PetroCaribe. En ese panorama, el remanente para exportar a precio del mercado apenas llega al millón de barriles diarios.

¿Y en qué gasta Chávez los recursos chinos después de vender nuestro petróleo a precio de gallina flaca? El Gobierno nos da una respuesta idílica. Dice que se invirtieron en "100 proyectos de envergadura en áreas estratégicas de desarrollo como infraestructura, industria, transporte y (¡Oh maravilla!) en generación eléctrica". Si se abre un concurso para dar un atractivo premio al venezolano que logre encontrar una sola obra en esas áreas, se declararía desierto. Quienes sí saben en qué se gastó tanto real y a qué se destinarán los próximos préstamos en llegar de China, son los candidatos rojitos que perdieron las elecciones a gobernadores y alcaldes y que volverán a perderlas. Como buena parte de esa enorme deuda fue en yuanes (para asegurarse el prestamista que los reales queden de nuevo en China) en Petare llovieron lavadoras hasta en las zonas que no tienen agua y miles de neveras hasta donde los apagones hacen de las suyas, con dinero esquilmado a los venezolanos. También se fueron millones de yuanes en los tractores ya herrumbrosos por las lluvias y el desuso y en el utilísimo satélite chino, tan bueno y necesario que ya encargaron el segundo.

¿Se acuerdan de la historia tantas veces repetida por el hoy enfermo de cómo los imperialistas conquistadores españoles se apoderaron de nuestro oro y a cambio nos dieron espejitos y metras de variados colores?