miércoles, 23 de mayo de 2012

No lo dice Uribe, Lo dice el ministro de Defensa de Santos

Mundo | 23/05/2012 Operan desde Venezuela El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, aseguró que el Frente 59 de las FARC, que mató el lunes a 12 militares en suelo colombiano, tiene su escondite en Venezuela, al otro lado de una frontera que cruzan con facilidad. El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, aseguró este martes que el frente 59 de las FARC, que el lunes mató en combates a 12 militares en suelo colombiano, tiene su escondite en Venezuela, al otro lado de una frontera que cruzan con facilidad. Pinzón comentó en declaraciones a Caracol Radio que esa unidad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) “tiene allí probablemente su área base” desde “hace bastante” tiempo. “Lo que sabemos es que este frente de las FARC salió de Venezuela para atacar a los uniformados y posteriormente huyó de nuevo hacia el vecino país”, agregó también el comandante del Ejército, general Sergio Mantilla, en declaraciones a medios locales. Mantilla explicó que él mismo comprobó ayer en la zona rural de Maicao, en el departamento fronterizo colombiano de La Guajira, que el cuerpo de uno de los militares fallecidos se encontraba a 150 metros de los mojones que dividen Colombia de Venezuela. El tránsito de los guerrilleros motivó que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se comunicara con su par venezolano, Hugo Chávez, en dos ocasiones para alertarle de la presencia de los rebeldes en su territorio. La respuesta de Chávez fue inmediata. “Nosotros ratificamos nuestra posición: no vamos a permitir incursiones de ninguna fuerza armada, sea cual sea su naturaleza, en territorio venezolano”, y anunció la movilización de brigadas hacia el estado Zulia, donde supuestamente se encuentran los guerrilleros. El ministro Pinzón destacó esta cooperación y consideró importante que Chávez “tomara la determinación de hacer acciones concretas” y deseó que “ojalá sean efectivas”. El ataque tuvo lugar cuando un grupo de entre 100 y 120 hombres de las FARC llegaron donde un pelotón de 30 integrantes del Ejército de Colombia escoltaban las labores de reconstrucción de unas torres de energía anteriormente derribadas por los guerrilleros, y tras unos fuertes combates perdieron la vida un oficial, un suboficial y diez soldados. Según dijo Mantilla en RCN La Radio, los cuerpos de los militares fallecidos están siendo trasladados hacia sus respectivas regiones mientras los heridos, cuya cifra no estableció, se recuperan en distintos centros de salud de La Guajira.