jueves, 5 de febrero de 2009

OTRA RAZÓN PARA VOTAR NO La inflacción incontrolada

http://deportes.eluniversal.com/2009/02/05/eco_art_la-inflacion-acumula_1255820.shtml

La inflación acumula un salto de 30,7% en doce meses

Los productos agrícolas aumentan 77,1% entre enero 2008 y enero 2009

El Banco Central celebra que la inflación nacional en enero de este año se ubica en 2,3%, una magnitud que resulta inferior a 3,1% de enero de 2008; no obstante, no hay mayores razones para cantar victoria y afirmar que el alza de los precios comienza a perder ímpetu.

Si se observa la inflación de Caracas, la única que puede compararse con períodos más largos, queda en evidencia que el resultado no es muy positivo. Si bien la inflación de la capital en enero de 2009 es 2,4%, un salto inferior a 3,4% en enero de 2008, hay que tomar en cuenta que un año atrás la escasez alcanzó un pico histórico, al punto que 24 de cada 100 productos tenían problemas de abastecimiento, de acuerdo con las estadísticas del BCV.

Apartando este resultado atípico, la inflación de 2,4% en enero de este año resulta la más elevada desde 2004.

Otro factor a considerar es que entre enero de 2008 y enero de este año, en Caracas, los precios acumulan un avance de 30,7% versus 24,1% en el período anterior.

Donde sí es evidente una mejoría es en el tema de la escasez ya que al cierre de enero de 2009 sólo 10,2 de cada 100 productos presentaban problemas de abastecimiento, esto se traduce en el resultado más bajo en los últimos 24 meses.

Analistas coinciden en que la clave para disminuir la escasez, que al final se traduce en incrementos de precios, ha sido una política de importaciones masivas, pero existen dudas sobre la capacidad para mantener la entrega de divisas.

En 2008 las importaciones del país suman 47 mil 601 millones de dólares y, con un precio promedio del crudo de 40 dólares y exportaciones de 2,2 millones de barriles diarios, ingresarían este año 32 mil 120 millones de dólares, es decir, no queda otro camino que disminuir las compras al exterior para cuadrar las cuentas.

El recorte de los dólares para importar sólo permite dos caminos: desabastecimiento, porque dejarían de comprarse una serie de productos o aumentos de precios, porque las empresas tendrían que recurrir al mercado paralelo donde el dólar tiene un valor muy superior (su divulgación está prohibida por ley).

Gracias a un desequilibrio entre la oferta y la demanda, producto de que el consumo ha recibido el combustible del gasto público, mientras que la producción, de acuerdo con los empresarios, siente el freno de los controles de precios, la inflación se ha convertido en la variable que desnuda el desajuste de la economía venezolana.

Sin embargo, llama la atención que aun con el freno que ha sentido la demanda por el alza de las tasas de interés y la pérdida de poder de compra del salario, la inflación continúa siendo elevada.

De hecho, si el resultado de 2,3% registrado en enero a escala nacional se repite en los once meses que faltan, la inflación de este año cerraría en 35%.

Alimentos caros Al analizar el resultado en las principales ciudades del país, se evidencia que Maturín con una inflación de 3% en enero registra el mayor impacto, mientras que Maracaibo y Ciudad Guayana, con 1,8%, tienen el registro más bajo.

El costo de los servicios de salud, con un incremento promedio de 3,6% en las principales ciudades, es el rubro con mayor incremento en enero, seguido de 3% en alimentos, 2,8% en restaurantes y hoteles y 2,5% en equipamiento del hogar.

Entre enero de 2009 y enero de 2008 el costo de los alimentos en Caracas registra un alza explosiva de 43,7%, versus 31,9% en el período anterior.

De hecho, los productos agrícolas acumulan un incremento de 77,1% en los últimos doce meses, los pesqueros de 24,4% y los procesados por la agroindustria de 35,1%.

El incremento en el precio de los alimentos impacta con mayor fuerza a las familias de menor poder adquisitivo, que destinan 45 de cada 100 bolívares de ingreso a la compra de alimentos, de acuerdo con los estimados oficiales.

Así, las familias que componen el 25% más pobre de la población sufren una inflación de 33,6% en los últimos doce meses mientras que en el estrato de mayor ingreso el impacto es de 29,4%, según el reporte elaborado por el Banco Central.

vsalmeron@eluniversal.com