miércoles, 12 de diciembre de 2007

El Contrato Social en Imágenes en Venezuela

La fuerza ha hecho los primeros esclavos; su cobardía los ha perpetuado.

El más fuerte no es nunca bastante fuerte para ser siempre el señor,

si no transforma su fuerza en derecho y la obediencia en deber.



Ceder a la fuerza es un acto de necesidad, no de voluntad; es, a lo más, un acto de prudencia.
Si es preciso obedecer por la fuerza, no se necesita obedecer por deber, y si no se está forzado a obedecer, no se está obligado.