lunes, 7 de junio de 2010

Franklin Brito desamparado por Venezuela y la OEA

Su vida en un hilo
El estado de salud de Fraklin Brito continúa debilitándose. Lleva varios días sin orinar y dice que sólo será atendido por la Cruz Roja
Por: Ender Marcano

Aunque no son palabras necias, sí continúan los oídos sordos por parte del gobierno nacional ante la situación del productor agropecuario Franklin Brito.

No sólo han dejado en el olvido la petición de la devolución de las tierras que pertenecen a Brito en el estado Bolívar, sino que tampoco han permitido el ingreso de los integrantes de la Cruz Roja Internacional para que atienda al paciente que se encuentra en estado grave de deshidratación, por la huelga que mantiene.

La esposa de Brito, Elena Rodríguez, ha dicho que el productor ha aceptado hidratarse por sí mismo, siempre y cuando sea atendido por la Cruz Roja.

Delsa Solórzano, coordinadora de derechos humanos de la Mesa de la Unidad, comentó en conversación telefónica que para hoy tienen pensado nuevamente acudir ante el juez 23 de control para solicitar que se permita el ingreso del personal de la Cruz Roja.

"No hay ninguna razón para que una persona que no haya cometido ningún delito se encuentre prácticamente secuestrado por una orden de un juez penal", dijo Solórzano.

Por los momentos la condición de Brito continúa en franco deterioro, no ha orinado en varios días, se le han agudizado problemas renales, tiene dificultades para hablar, así como los labios cuarteados por el frío de la habitación, informó Solórzano.

Por su parte, Ángela Brito, hija del manifestante ha dicho que su padre no ha recibido la atención médica adecuada en los últimos días.

Ángela Brito también ha dicho que su padre continúa completamente conciente y que no ha considerado abandonar su lucha, hasta que se le devuelvan sus tierras y se le pague la indemnización respectiva.

"Ángela ha mantenido que esa es la lucha de su padre, y que ella lo va a respaldar siempre", contó Solórzano y agregó que los familiares de Brito no confían en los médicos que lo atienden en el Hospital Militar.

Solórzano le recordó al Presidente de la República que, después del golpe de Estado de 1992, cuando fue trasladado para la cárcel de Yare él pidió la presencia de la iglesia católica y se le concedió, mientras que con Brito no se ha permitido el acceso del secretario de la Conferencia Episcopal Venezolana monseñor Jesús González.

CIDH ENGAÑADA
La coordinadora de Derechos Humanos de la Mesa de la Unidad comentó que el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Santiago Cantón habló con Elena Rodríguez.

En dicha conversación Cantón dijo que la información que ellos manejaban desde el gobierno venezolano es que Franklin Brito estaba recibiendo la ayuda médica necesaria. "Eso es una muestra de que el gobierno mantiene engañada a la comisión, dijo Solórzano.

La dirigente político también informó que para hoy tienen previsto acudir a la sede de la Organización de Estados Americanos para hacer un llamado de emergencia por lo grave del caso.

POCO APOYO POPULAR
Una de las críticas hechas por Solórzano es el escaso apoyó que han recibido por parte de las personas en torno al caso. "Hoy (ayer) estuvimos en las afueras del Hospital Militar para tratar de ejercer presión a las autoridades para que permitieran la entrada de los representantes de la Cruz Roja, pero sólo había diez personas", se lamentó Solórzano.

De igual forma invitó a las personas a que se sumen en las futuras acciones que se hagan a favor de Brito, para poder ejercer mayor presión y esperar que se cumplan sus demandas.

Familia de Brito solicitará intermediación de la OEA

Franklin Brito clama por intervención de Cruz Roja