miércoles, 9 de junio de 2010

Venezuela y Haití serán los únicos países de la región que sufrirán una contracción de la economía en 2010

http://caracas.eluniversal.com/2010/06/09/eco_ava_economia-latinoameri_09A3993051.shtml
BM asegura que la inflación en el país es endémica

Economía latinoamericana crecerá excepto en Venezuela y Haití

Un informe del Banco Mundial que el racionamiento eléctrico, el control de cambio y “una política mixta poco amistosa frente al sector privado”, demoró y debilitó la recuperación. 06:49 PM Washington.- Tras una contracción de alrededor de 2,3% en 2009, la economía de América Latina y el Caribe crecerá en más de 4% anual entre 2010 y 2012, según un pronóstico publicado hoy por el Banco Mundial (BM).

No obstante, el informe del BM sostiene que Venezuela y Haití serán los únicos países de la región que sufrirán una contracción de la economía en 2010, según reseñó DPA.

Según el informe del ente financiero mundial, Venezuela vivió una de las recesiones más marcadas en la región, con una contracción de 3,3% en 2009, "con alta inflación endémica, cortes de energía y racionamiento de electricidad, restringido acceso a las divisas extranjeras, y una política mixta poco amistosa frente al sector privado, que demoró y debilitó la recuperación".

Un escenario muy diferente al que el Banco Mundial describe para la mayoría de las economías de Latinoamérica y el Caribe.

La recuperación económica de la región, donde predominan los países de ingresos medios y exportadores de materias primas, ingresó en un fuerte rebote cíclico durante el segundo semestre de 2009 gracias a un aumento de la demanda externa, un renovado ingreso de capitales, un aumento del precio de los "commodities", así como un significativo impulso de la demanda interna debido a un importante estímulo monetario y fiscal, dice el informe titulado "Perspectivas económicas mundiales 2010".

"La producción industrial creció alrededor de 10% anualizado durante el cuarto trimestre de 2009", dice el informe.

En el primer trimestre de 2010, la producción industrial de la región, excluyendo a Chile, aumentó en una tasa anualizada del nueve por ciento. El terremoto que ocurrió en Chile a fines de febrero hizo caer la producción industrial del país en 30% anual con ajuste estacional.

En el análisis por países, el informe señala que México fue el más afectado por la crisis económica y la gripe A (H1N1). El Producto Interno Bruto (PIB) cayó 6,5% en 2009, pese a que la actividad económica comenzó a recuperarse en el segundo semestre de 2009.

La producción industrial comenzó a crecer en los segundos seis meses del año pasado gracias a un aumento de la demanda de Estados Unidos y de la demanda interna, así como el fin de la crisis causada por la gripe A. El informe del BM señala que el sector automotor tuvo una recuperación particularmente importante.

Por su parte, Brasil pasó relativamente bien la crisis, ya que su PIB sólo bajó 0,2% en 2009, en parte gracias a que "políticas macroeconómicas expansionistas fueron capaces de impulsar la demanda interna".

Sin embargo, esto a su vez contribuyó a incrementar la presión inflacionaria, que obligó a las autoridades monetarias a imponer políticas de ajuste.

La recesión fue corta en Chile, donde el PIB regresó al 6% anualizado en el segundo semestre de 2009, gracias a que la fuerte demanda interna apoyó a los sectores de producción y comercio.

Sin embargo, el terremoto de febrero redujo drásticamente la actividad económica en el primer trimestre y, según el informe del BM, "no está claro con cuánta rapidez la economía podrá recuperarse".

Colombia y Perú sufrieron una marcada desaceleración del crecimiento, debido a una baja de la demanda interna y una marcada reducción de los inventarios.

En el caso de Colombia se agrega un débil rendimiento de las exportaciones netas, que registraron una recuperación en los meses recientes, pese a la pérdida de mercado en Venezuela.

La región centroamericana (que excluye a México) registró una contracción de 0,5% de la economía en 2009, debido a que el comercio, el turismo, la inversión extranjera directa y las remesas se vieron afectados por la recesión en sus socios económicos, en particular en Estados Unidos y España.

Sin embargo, el impacto negativo de la caída de las exportaciones se vio amortiguado por una reducción de las importaciones, debido a un débil consumo privado, por una alta tasa de desempleo y la caída de las remesas.

En cuanto a las perspectivas a corto y mediano plazo, el BM pronostica un crecimiento particularmente robusto de Brasil, de 6,4% en 2010, que podría desacelerase en el mediano plazo.

El crecimiento de México se estima en 4,3% en 2010, gracias a una recuperación de las exportaciones, antes de bajar levemente en 2011 y 2012.

En tanto, Argentina y otros exportadores de materias primas de la región se verán beneficiados por el comercio de granos y una fuerte demanda externa, en particular de Asia.

En el caso de Argentina, el crecimiento se ve impulsado por una fuerte demanda de Brasil, que conduce la recuperación del sector industrial del país vecino, así como políticas monetarias y fiscales poco estrictas, según el informe.

Para Chile, el BM pronostica para 2010 un crecimiento de 4,2%, comparado con los 4,7% pronosticados antes del terremoto. Este índice se ve impulsado por el impacto positivo de la fuerte actividad de reconstrucción.

En Colombia, se estima un aumento de la economía de 2,8% en 2010.

Las economías centroamericanas se verán afectadas por una baja de las remesas de Estados Unidos y el crecimiento económico proyectado para este año es de 2,7%.